Un microprocesador flexible


Si las pantallas flexibles no te habían impresionado, puede que los microprocesadores flexibles lo hagan. Se trata de un proyecto que están realizando investigadores del IMEC con el manejo de materiales semiconductores orgánicos.

Los semiconductores orgánicos son materiales de reciente descubrimiento los cuales permitirán crear chips mucho más baratos que los de silicón. Si bien su capacidad es mucho más limitada que las supercomputadoras actuales (6 instrucciones por segundo) ofrecen una oportunidad impresionante para la creación de dispositivos flexibles y sensores. Y al ser sumamente económicos, se podrán emplear incluso en envolturas de alimentos para proveer información del contenido y estado del alimento.

Sin dejar de lado las muchas posibilidades en el uso de la medicina y biologia

Fuente

 

2 comentarios sobre “Un microprocesador flexible

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *