Biocombustible de insectos


250px-Limnoria_eggs Todos conocemos las termitas, esos pequeños insectos que pueden devorar construcciones enteras de madera. Estos bichos son casi una plaga y no nos ayudan mucho.

Pero unos crustáceos denominados las termitas del mar podrían ayudar con el problema de la producción de combustibles verdes. Los Gribble son un tipo de crustáceos que se alimentan principalmente de madera y miden entre 1-4 milímetros.

Lo que hace interesantes a estos pequeños es su sistema digestivo que tiene la capacidad de transformar la madera en azucares. Recordemos que el azúcar puede ser fermentada y obtener alcohol, la base de los biocombustibles.

Esto lo logra mediante una enzima en su intestino la cual degrada la madera en azucares hasta ahora ha sido recreada en laboratorios en pequeñas cantidades. Si la enzima logra ser replicada en grandes cantidades se espera poder empezar con producciones industriales de biocombustibles.

En su ambiente natural los Gribble destrozan muelles y embarcaciones de madera.

3 comentarios sobre “Biocombustible de insectos

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *