Energía limpia de petroleras abandonadas


Nunca se me habría ocurrido, es una idea simple e innovadora. Y adivinen la idea no fue de ingeniero ni científico sino que de un escritor, Alberto Vázquez-Figueroa.

La idea de este escritor español es usar las plataformas petroleras abandonadas para producir electricidad. Los yacimientos petroleros son en esencia un enorme agujero que puede ser rellenado otra vez con cualquier material. Tomando en cuenta esto, ¿Por que no poner turbinas en este tubo y hacerlas girar con el agua del mar? Esta es a grandes rasgos la idea de Vázquez-Figueroa

Petroleo Electricidad

Dejemos las ideas y volvamos a la realidad, ¿Es factible un proyecto así? Según su autor seria una enorme fuente de energía capaz de abastecer a gran parte del mundo con contaminación prácticamente cero. Por el otro lado muchos ingenieros, constructores y poetas científicos concuerdan que la energía producida no equivaldría ni a un centésimo de la energía usada en el mundo. Pero un momento…! ¿Creen que un escritor se atrevería a crear un proyecto así sin siquiera haber consultado a especialistas antes? Ni loco.

Es por esto que Alberto Vázquez-Figueroa tiene un grupo de ingenieros y científicos que trabajan con el así que esta idea no es solamente viable para un buen libro también puede llegar a ser algo real.

El equipo de Alberto Vázquez-Figueroa  llego a la conclusión de que la energía a producir depende de la Profundidad a la que se instalen las turbinas, el diámetro del pozo, Velocidad del agua y Capacidad del yacimiento. Otro dato importante “Cada tonelada de agua que mueve una turbina hidráulica situada a trescientos metros de profundidad, (lo que significa treinta atmósferas de presión), genera un kilovatio de energía”(De la pagina del autor)

Interesante ¿no? una idea que no requiere gran desarrollo tecnológico y promete no contaminar. El costo, bueno el costo sería otra historia.

Web de Alberto Vázquez-Figueroa

4 comentarios sobre “Energía limpia de petroleras abandonadas

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Una idea fantástica, solo habría que conocer también los posibles problemas de vertidos en el mar.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *